martes, 16 de octubre de 2018

Cuando explotas y arrasas con todo


¿Sabes ese momento en que no das más de ti? Me refiero a las relaciones humanas. Cuando convives o tratas diariamente con una persona a la que amas o respetas, pero que tiene conductas represivas, quizá sin darse cuenta. Comentarios o aportaciones en las que demuestra fehacientemente que no te comprende, que no te considera, o que no es capaz de asumir tus cambios. Y gota a gota, micromomento en momento, va llenándose un espacio invisible de forma irremediable.


Cuando eso ocurre es frecuente que nos reprimamos. Sobre todo las personas que no somos especialmente ágiles con la retórica inmediata. Esa que articula las respuestas geniales que tienen los protagonistas de las pelis. La retórica de la victoria en el parque, en el bar, en el instituto o con los amigos. 

Sí, compactamos. Hacemos capsulitas de represión, y lo hacemos con razones muy lógicas que motivan esa represión. Como si fueran los titulares de una noticia de prensa.

lunes, 15 de octubre de 2018

La paradoja de la iluminación: sobre personajes religiosos


En ocasiones, cuando somos jugadores, tomamos la elección de interpretar a personajes que han elegido algún camino espiritual o religioso dentro de la ambientación. Pueden ser clérigos, monjes o devotos, guerreros al servicio de un dios o una iglesia o ermitaños que se alejan de su aislamiento para cumplir un papel crucial en una época oscura.

Sea como fuere, son individuos en los que se presume un camino espiritual de reencuentro con su dios, un re-ligare, que dirían los apasionados de la etimología. Completar un fuerte vínculo con su divinidad. Buscan la iluminación.

domingo, 14 de octubre de 2018

Sandbox y railroading; Sobre ríos y lagos. Una forma distinta de enfocar el diseño de partidas.


Considerando la narrativa de nuestras partidas de rol y las estructuras que las componen, a menudo nos dividimos en dos ramas: el sandbox, o libertad de acción, y las partidas railroading, o encarriladas en función de una trama preexistente. 

En esta entrada realizo un tratamiento metafórico sobre estas dos vertientes, en absoluto únicas, de nuestra narrativa rolera con la intención de comprenderlas mejor, no tanto para aproximarlas entre ellas como para convertirlas en algo que nos resulte a todos/as más trabajable, más comprensible. 
Quien considere que esto no es más que un juego mental, habrá acertado.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Sobre el ilusionismo en el rol


Hace poco leí en dos blogs dos interesantes puntos de vista sobre el efecto llamado “ilusionismo” en nuestras partidas, y he sentido el impulso de dar mi opinión sobre ello.


Las entradas de dichos blogs son estas:

— El ilusionismo del director de juego: 3 formas de crearlo (o no): 

—El Ilusionismo y la Responsabilidad sobre nuestra Diversión:

Una de las ideas que más me ha gustado es la definición sobre ilusionismo que rescata Ángel en su entrada, y que dice así:

“Una familia de Técnicas en las que el GM, en el interés de la creación de una historia, ejerce Fuerza sobre las decisiones de otros personajes jugadores, en el que él o ella tiene control sobre la resolución de los resultado, y en la que trata de mantener una Cortina Oscura para ocultar su control sobre los eventos”

En dicha definición, el término Fuerza se define como:

“La autoridad final que cualquier persona que está jugando con un personaje jugador particular tiene sobre las decisiones y acciones sobre ese personaje jugador.”

domingo, 20 de mayo de 2018

Sobre dirigir partidas de rol a desconocidos.

Una de las cosas que me maravilla de jugar a rol con desconocidos, en jornadas u online es el aumento enorme de la atención en cómo son los demás. Es curioso: ante jugadores que no conozco, estoy atento. No se cómo van a reaccionar, no se interpretar sus microexpresiones, ni identificar su humor. Desconozco si serán comprensivos con mis errores, si desean construir una historia, si se van a aferrar al foco como si no hubiera un mañana... En definitiva: no se nada.

Y ¿en qué se suele traducir no saber a qué te enfrentas? En inseguridad. 

¿Se estarán divirtiendo?
¿Habrán entendido lo que acabo de decir?
Joder... ¿se está dando cuenta de que estoy pensando justo esto? ¿Será un telépata? Mierda espero que no sea un telépata... Si eres un telépata mira la hora del móvil. Jodeeer.


Estrés.

sábado, 19 de mayo de 2018

Etiquetando Rol: considerando el método.

Hace unos años, en uno de los capítulos de la Rol School de Rolero planteé la elaboración de un código para identificar los elementos básicos de una partida de rol. Su función debía ser facilitar en las jornadas el traspaso de información básica entre quien organiza la partida y los posibles jugadores.


Luego desarrollé esa idea en estas viejas entradas de blog que no tenéis por qué leer, pero las pongo.

viernes, 11 de mayo de 2018

Sobre los tipos de desafíos y oposiciones en nuestras partidas de rol

“Cuando acaba la partida, el peón y el rey van a la misma caja.” 

Esta es una de mis citas favoritas sobre el ajedrez. La clase de frases contundentes que definen una idea difícil de contradecir: tras lo temporal, todos somos iguales.  

¿Y Durante? 

En el ajedrez las fichas tienen valores distintos, pero los jugadores valores idénticos. Como jugadores (Dj incluido) somos iguales por una simple máxima de conflicto: la oposición está definida con claridad en la esencia misma del juego. Juegas contra tu opositor.


¿Y en el Rol?

miércoles, 9 de mayo de 2018

Esas gloriosas escenas de mercadillo

Toda ciudad de fantasía que se precie tiene su mercadillo de objetos extraordinarios. La clase de lugares donde,si el azar les sonríe, los Pj pueden encontrar maravillas a precios ridículos o objetos inútiles a precios absurdos si el dado tiene un día complicado.

Por descontado no hablo de las tiendas de magia de impecables carteles, ni de las herrerías donde se aprecian lujosas espadas en las paredes, rodeadas de todo tipo de armaduras y armas “reglamentarias”. No. Hablo de las trastiendas de las trastiendas; de los mercadillos a los que se accede por túneles o atravesando aquellas cortinas del fondo, donde se acaban las columnas de cestas de mimbre.

Otras entradas

Si esto te mola...