lunes, 24 de julio de 2017

Una semilla de aventura en una página: Satie y el Paraguas de Terciopelo Rojo


SATIE Y EL PARAGUAS DE TERCIOPELO ROJO

Lento y doloroso...



Haz clic aquí para escuchar una lista de reproducción durante la lectura de esta breve semilla:




Esta aventura fue escrita para el CD Solidario de las Ludo Ergo Sum del año 2016. Puedes descargarla en pdf haciendo clic aquí.





La aventura en texto plano


Satie Y El Paraguas de Terciopelo Rojo

En el año 1925 cuatro personas se adentraron en un templo nunca profanado de la música clásica, en Arcueil, a las afueras de París. 
Lo hicieron impulsados por las observaciones del anatomista François de Paule, quien les advirtió que el cuerpo del fallecido presentaba anomalías imposibles de explicar. El cuerpo de Erik Satie, enterrado dos días atrás, se transmutó con delicadeza durante su autopsia, en cálido mármol. 
En tal habitación, nuestros personajes, encontrarán un pequeño ajuar de maravillas, rodeadas de telarañas, de romanticismo y belleza, nunca antes vistas por otro ojo que no fuera el de Satie. 

  • Una colección de 99 paraguas maravillosos. Muchos de ellos sin usar.
  • El retrato que le hizo su amor, Suzanne Valadon en 1893.
  • Un buen piano abandonado y polvoriento.
  • Cartas de amor, textos y dibujos de todas las etapas de su vida.
  • Una inmensa colección de dibujos de castillos imposibles, de fantasía medieval, hechos por su mano.
  • Una colección de objetos curiosos de todas las etapas de su vida, como sus trajes de terciopelo, siempre en grupos de siete.

Entre los documentos presentes, estarán las partituras originales de sus Gymnopedie, 1,2 y 3, y la causa real de su creación en 1888. Fueron compuestas para el nacimiento de la Orden Cabalística de la Rosacruz fundada por Joséphin Péladan, amigo y maestro de Satie. 

En este punto sugiero poner la música de Satie, comenzando por Gymnopédies y que acompañe durante toda la partida. 

Pronto nuestros Pj descubrirán que toda la habitación de Satie está llena de símbolos esotéricos, discretos, pero poderosos. Deberán investigar en ella.

Encontrarán una copia de cierta carta donde Satie escribe a André Utter, explicando lo siguiente: 

“Aliviad vuestro sufrimiento, André. Vuestra dama no es la vuestra, ni la mía. Nuestra amada Suzanne ha resultado prisionera de fuerzas que no puedo explicarle, pero me dispongo a rescatarla, pues mía es la culpa y la causa por no entregar lo que me fue requerido. Habéis de saber que quien os acompaña, André, no es humana, ni animal, ni dios, ni bestia. Es sueño, una copia vulgar, es hada. 
Cuidaos por tanto de sus sonrisas y de sus versos de encanto, y sabed que la causa de vuestra tristeza, es que vuestro corazón conoce la verdad que vuestra mente ignora: Suzanne, se ha ido. Pero yo, la traeré de vuelta, pues no soporto más esta nada, esta fría soledad que llena mi cabeza de vacío y mi corazón de pena”

Los hechos y misterios que descubrirán entre las cartas y diarios, son los siguientes:

Satie era un místico discreto, amante de la belleza y de la armonía quebrada, inusual. A través del piano, en trance, se abrieron portales a otros mundos incomprensibles para él.
Viajó sin saber bien cómo, viviendo inciertas aventuras y tuvo serias dificultades para volver de esos reinos. Tan solo contó esto al amor de su vida, Suzanne Valadon, con quién viajó por esos reinos durante un día humano, dos años en esas tierras.
Dos años de odas y aventuras legendarias. Ella nunca se recuperó del contraste entre este frío y pobre mundo y el otro.
Por la belleza de sus obras, sus creaciones eran requeridas más en el otro mundo que en este. 
Realizaba muchas composiciones para ilustres entre los Duendes y las Hadas, así como para otros nobles Reyes de reinos desconocidos.
Sus dibujos sobre castillos, eran de lugares reales que había visitado.
Titania lo tomó como protegido y le entregó 100 paraguas de terciopelo para viajar a sus reinos. Y le pidió una obra por cada uno de ellos. 
Al abrirse los paraguas, por dentro muestran el cielo del reino de Faery, al dejarlos caer sobre ti, te transportan a ese lugar. Cada paraguas solo actúa una vez. Se vuelve a través de la música, pero no se sabe cómo.
Satie, con ayuda, descubre que la música es magia pura en el reino de las Hadas, que su música perfila la realidad. 
Entiende que Titania se lo había ocultado, obteniendo poder de todo ello.
Titania le solicita una obra llamada “Muerte de Oberón” como encargo para un futuro distante y lejano. Satie se niega a ello, y jamás vuelve a abrir uno de los paraguas… hasta que recibe un mensaje donde se expresa que Suzanne es secuestrada, y que no volverá hasta que esa obra esté terminada.

Los nombres y acontecimientos son históricos.
Busca más información para profundizar.      

¿Viajarán nuestros protagonistas a los reinos de las Hadas para auxiliar a un envejecido y débil Satie a encontrar al amor de su vida? 










Si deseas buscar más información de Satie para darle cuerpo a la aventura... puedes comenzar por aquí ^^.