domingo, 14 de junio de 2015

Datos para el concurso de investigación de la partida de Rol "Las Crónicas Napolitanas".

El grupo de Juego formado por +Pedro Pablo Calvo  +Tiberio Sempronio Graco  +Luis Montejano +David Gutiérrez  y mi persona, estamos realizando una partida de investigación muy enrevesada basada en el juego de rol de próxima edición: El Hombre Abstracto.

La partida es tan compleja que se ha planteado un concurso para la participación del público:
Aquel que descubra los factores clave antes que los jugadores recibirá una subscripción anual a la estupenda revista Crítico (subscripción que podrá disfrutar o regalar a otra persona). 
Las bases de tal concurso están expresadas en este enlace de la editorial HT
La tercera sesión de dicha partida será emitida mañana Lunes 15 de Junio desde el canal de +Desayuno con Dados  a las 20:30, por si os interesa seguir los acontecimientos.

Colgaremos un resumen cada pocas partidas... para aquellos que quieran participar pero no tengan tiempo o no deseen ver los videos en su totalidad y aún así, les interesa la trama de la historia.
Por ahora aquí va el resumen de las dos primeras sesiones de juego.
Un resumen informal donde nos centraremos en los datos (datos históricamente muy interesantes, por cierto) y esperamos que no se nos quede alguno a atrás. Por favor, si es así, hacédnoslo saber... que como percibiréis, no son pocos los hilos de los que tirar... y esto, tan solo acaba de empezar.

La ambientación de la partida se centra en sucesos que transcurren durante el año 1717 en Nápoles




El Hombre Abstracto,   las Crónicas Napolitanas

Bien entrada la noche y tras un largo camino en carreta, nuestros personajes llegan a Nápoles respondiendo a la petición de auxilio de la rama napolitana de la orden Da Vinci.
Al llegar lo primero que perciben es lo que el Vesubio ha ocasionado en todo el perímetro que domina el antiquísimo volcán italiano.
El Vesubio está en erupción, no desprende lava, pero sí una gruesa columna de humo y ceniza que parecen someter al paisaje a una nevada gris y desoladora, que lo entierra todo.
Los personajes se dirigen a la isla Nisida, en el pico norte del golfo de Nápoles,  a una abadía Jesuita que la orden Da Vinci tiene como sede en toda la zona Napolitana.


EN LA ABADÍA
Isla de Nisida, lugar de la Abadia de San Adrian.


Al llegar a la costera abadía de San Adrian, se encuentran con un hombre vestido de monje Jesuita que les abre la puerta. Su nombre es Salvatore Valania, y está aterrorizado. Tras asumir que ellos son los hermanos de la Orden que esperan como refuerzo desde Milán, los lleva  junto a uno de los últimos supervivientes de lo que queda de la orden Da Vinci de Nápoles.


Tras examinar al monje superviviente, que está postrado, febril y delirante, descubren que tiene la barriga cosida en vertical desde el cuello a la base del pene, con puntos de sutura realizados por una mano maestra, pero con prisa y sin preocupación.


Deciden abrirlo y dentro encuentran el cuerpo de un neonato que parece estar médicamente unido al cuerpo del monje. Tendones,  nervios, venas, con el cerebro abierto y tan solo con un corazón.


Nápoles.... y el Vesubio en erupción
Uno de los personajes, usando el poder que su despertar le ha ofrecido, se mete en la mente del niño para ver lo que el niño pudo ver:
Un hombre, barba, canas, quizá anteojos…y olor a tabaco de cereza.


El otro monje superviviente:

Salvatore Valania tiene dos monedas, dos reales de a ocho, y los besa llorando musitando el nombre de Caronte.

Nuestros personajes recorren la oscura abadía y registran las estancias de la Abadesa. Allí descubren:


Una hoja plegada perteneciente al manuscrito Barchus, de un libro muy extraño y presumiblemente antiguo cuyo idioma y significado, nadie podía resolver.          
Manuscrito Barchus...
Un dibujo perteneciente a cierta orden masona de elevada jerarquía, y que parece representar a la muerte.

Un papel muy subrayado con las palabras: In mezzo camino,junto a los versos:


“por mi se va a la ciudad dolientepor mi se va en el eterno dolorpor mi se va con la perdida gente”
La Justicia animó a mi sublime arquitecto”


Un papel donde se ve escrito el término “Arpa Eólica”, que uno de los personajes relaciona con cierto monje jesuita llamado Atanasius Kircher, reconocido en ciertos círculos esotéricos, que vino a Nápoles  el siglo pasado para…
Simbolo masón de la muerte...

Y entonces relacionan dos datos:   El manuscrito Barchsu…. con el arpa eólica…

Barchus buscó a Antanasius Kircher en Nápoles en 1666, porque Kircher era, entre otras muchas cosas, vulcanólogo, y en esa fecha, vino a ver al Vesubio, que se encontraba en erupción. Kircher era además, Jesuita, y en esa época pasada, probablemente el lugar donde se debió hospedar, era la misma abadía de San Adrian.

Otro objeto encontrado:
Una bolsita escondida con 8 reales de a 8, y un pequeño libreto de cuero… La Divina Comedia, que comienza con su verso…In mezzo camino. Y 6 pequeñas cuerdas de algún instrumento musical.
Entonces entienden que los versos antes nombrados, pertenecen al texto escrito sobre la puerta al infierno de Dante, en la Divina Comedia.


El Arpa Eólica
Y Roberto, el tercio recuerda a Caronte, el barquero de Dante, como un ser muy presente entre los mitos de guerra y muerte de Los Tercios.

Un poco más adelante en esa misma estancia, ven una imagen a carboncillo de un arpa eólica


Uno de los personajes jugadores sostiene un trance que lo proyecta más allá de su cuerpo, hacia una estancia donde observa una doncella de mármol arrodillada y cubierta con un velo.


Cierto personaje descubrió en la estancia de la Abadesa que, desde los viñedos, los observan.
Uno de los protagonistas va a buscarlo, lo intercepta y éste exclama:
A mi los Hijos de la Viuda”.


Dice trabajar para el Marqués (pero timorato, no revela su nombre), y los acusa de demonios.
Lo deja marchar, vivo y desnudo y gana un recurso en la ciudad llamado: FRANCHESCO MONTALVAN, que es su nombre.


Escuchan un grito desde la habitación del enfermo. Corren hacia allí, y al llegar ven un cuerpo humano terrible y espantoso. Tan solo se ve de él venas y tendones, huesos y apenas músculo… el resto del cuerpo parece haber desaparecido.

La criatura asesina de Salvatore Valania

Esta criatura está matando a Salvatore Valania, que tiene las monedas en los ojos incrustadas y un puñal en el cuello.


Queman a la criatura y la destruyen por miedo…pero uno de los personajes conserva su cabeza decapitada e intacta.


Reales de a 8 
La partida concluye con un tercer monje entrando en escena desde el pórtico de la abadía y corriendo hacia el cuerpo sin vida de Salvatore Valania para, acto seguido, intentar sacarlo de entre las llamas de la cremación de la criatura




El tercer monje entró en escena, Tomás Marco, su cuerpo también está operado, les demuestra su enorme fuerza, una fuerza antinatural que tiene desde que la criatura está en su interior y les dice que en sueños vio a Caronte llegar en su barca...


De noche, el Vesubio sigue vomitando ceniza y, en carreta, los personajes deciden partir a la tumba de Virgilio, el mítico poeta de Mantua, que está al otro lado del puente de la isla Nisida, pues dicho tercer monje les confiesa que la abadesa ARNALDA ABAMUNDO se encuentra allí, pues allí tenía su lugar de meditación y oración.


La tumba de Virgilio se haya justo al lado de la entrada de la famosa Cripta Napolitana, que atraviesa los campos Flégreos hasta llegar a Nápoles ciudad, siendo uno de los túneles y criptas más amplios y famosos de la región por su oscurantismo y profundidad.


EN LA TUMBA DE VIRGILIO

La Tumba Del Poeta de Mantua


Entrada a la Cripta Napolitana
Ven el cuerpo de quien parece ser la abadesa, marmolizada (convertida por completo en una estatua de mármol) con un velo, de rodillas y ante una gran cantidad de papeles , una escribanía y etc..
Ahí ven ciertos papeles de la mano del Maestro (Da Vinci) de anatomía de niños…y fetos…y alguno de mano desconocida pero de precisión extraordinaria.



Un papel tiene la imagen de una Oca y un Barril, a modo de escudo, una imagen que parece nordeuropea.
Anatomia de la mano de Leonardo

Asimismo imágenes de Mitra y Dioniso.
También un texto que pone claramente:        “Satán copula con Pitágoras
Asimismo otra vez encuentran : “In mezzo camino”


Igualmente uno de los personajes deduce que ciertos dibujos debían pertenecer a cierto individuo que se hacía llamar I.S.U -- Ieova Sanctus Unus, un Masón, esoterista y anatomista de altísima reputación que en realidad se llamaba: Isaac Newton.
J.S.U. se sabe muerto, pese a que Newton, sigue vivo.

La Abadesa marmolizada
La abadesa parece mirar en una dirección en la pared, donde la palabra SATAN está escrita sobre ciertos números…Ven que es un sistema hebreo de transcripción numérico que uno de los personajes reconoce y traduce: Se puede traducir por 3.1415, el número Pi.

Allí uno de nuestros personajes entra en trance y revive los últimos instantes de vida de la Abadesa. No pudiendo sentir por todos sus sentidos, elige el oído, y escucha su última conversación con alguien…

-–– El huevo, será mío… Habríamos podido hacer tantas cosas juntos… Has encontrado el lugar de mis pequeño experimentos…
Tomas Sellers descubre que es el Huevo, pero se o guarda para si. Una vieja leyenda nos habla de Un Virgilio mágico, alquimista, que enterraría en Nápoles un Huevo sagrado encerrado en un ánfora, un ánfora encerrada en una jaula de hierro... en algún lugar secreto y perdido bajo el ahora llamado Castel di Ovo. La residencia del Monarca Napolitano.



Desde la tumba, varios personajes escuchan caballos.
Anatomia de la mano de I.S.U.
Desconocidos intentaron quemar su carruaje, los interceptan, combaten, uno muere, pero al registrarlo ven que es un hombre adinerado, y que lleva una pequeña fortuna encima. No parecen ser matones contratados, ni mucho menos, sino miembros o sirvientes de muy alto rango de alguna familia Napolitana.

La mujer posee un pergamino donde está el rostro de Tomas Sellers a carboncillo.
ARNALDA ABBAMONDO
Ella, a cambio de protección y un puesto en su organización confiesa trabajar para El Marqués de Aymar, o Príncipe Rakoczi.
Tal príncipe tiene al parecer 3 mansiones en Nápoles en las siguientes direcciones:
C/Isabelina  –– C/Dux Trevié –– La Bella Augusta


Tomas Seller reconoce el nombre, pero lo guarda en privado.

Y la partida concluye con nuestros investigadores dirigiéndose de madrugada a una Nápoles completamente asediada por las cenizas del Vesubio, en dirección a la Capilla de Sansevero, perteneciente e la familia de Antonio Di Sangro, duque de Torremaggiore, familia protectora y mecenas de la Orden Da Vinci en Nápoles.