jueves, 15 de enero de 2015

Sobre nosotros y nuestros textos

Valga esto como presentación.
No somos expertos en nada, somos... demasiado jóvenes.
Amamos el rol.

Siempre he creído que las palabras debían dejarse caer como las hojas de Otoño, en su momento justo, después de haber cumplido una enigmática e interesante función alimenticia y asumiendo que su posición final (en la mente del oyente, se entiende) nos será completamente impredecible.
Amamos el rol.

No concibo una forma de entretenimiento mental y emocional más excitante que jugar a rol, y por ello, de un tiempo a esta parte, me siento responsable de su expansión, explosión y difusión.
Claro... asumo que no soy nadie y que mi criterio es un simple criterio más... de hecho, ¡esa es la clave!

Porque creemos que cualquiera puede aportar su montaña al mapa del mundo rolero, sin la necesidad de ser nadie en particular.

Como tantos otros, he jugado durante años. Como tantos otros, he hecho de jugar a rol un rasgo primordial de mi personalidad, característico para todo aquel que me conociese. He sido jugador y master, probado algunos juegos y me he lanzado a construir el propio... He hecho lo mismo que todo el mundo, porque soy como cualquiera... ¡ahora que se que hay muchos mas como yo!

Lo cierto es que "como tantos otros" he padecido un fuerte principio de sarcofagia (esta melainvento). Yo y mi pequeño grupo de juego nos contentamos con nosotros mismos sin asomar la cabeza al escenario nacional (dejémoslo en exterior) haciendo de nuestra mesa una  suerte de sarcófago rolero donde nuestro ocio principal se mantuviese en constante funcionamiento... habíamos generado nuestro propio ecosistema rolero-sostenible... y no necesitábamos más.

De hecho, he de confesar, teníamos un fuerte prejuicio sobre lo que los demás creían que era jugar a rol, lo que otros roleros creían que era rolear y el nivel de juego en general más allá de nuestro pequeño mundo. 
En retrospectiva, es fácil ver una vergonzosa verdad autoevidente al respecto.

Pero finalmente sacamos fuera de nuestra cueva la cabezota y el hermoso vergel que descubrimos nos dejó atónitos.
Cientos sino miles de individuos construyendo y jugando rol de una enorme calidad. Generando jornadas, grabando videos, polemizando, jugando online en directo, levantando editoriales y otros muchos como nosotros asomando sus cabecitas desde el borde de sus garajes con extraordinarios proyectos en las manos.
Creo que merece la pena llamar a los garajes que nos vamos encontrando al paso. Que esta afición tan "enigmática" merece más y más reflexiones de todo tipo de individuos que se lancen a plantear sus puntos de vista y sus enfoques sobre "esta cosa de jugar a rol", para ver si entre todos generamos una ola que a lo largo de la historia permita a esta representación artística de la humanidad ocupar un espacio más relevante que el que actualmente le corresponde.

No creo que sea necesario tener un título específico para hablar de rol con propiedad, ni que sea necesario buscar un glosario común de términos para entendernos, o alzarnos como los creadores de tal tipo de clasificación o  conceptualización.
Creo que un chaval cualquiera nos puede dar una paliza filosófica a los más viejunos, y que sus ideas o las mías pueden alentar a "ese de allí" que quizá sea escuchado por más gente, porque sí sostenga el título universitario que la sociedad exige. 
Siempre he creído que las ideas, deben expresarse. Sin apropiarse de ellas, sin convertirlas en banderas o símbolos propios... y entonces me di cuenta de que yo mismo no lo estaba haciendo sino en círculos cercanos.
Otra vez en mi cueva... Cuando la realidad ponía a mi disposición algo tan divulgativo, en potencia, como este blog que estás leyendo ahora mismo.

Y como quiera que considero que no hay mejor explicación de una filosofía que el ejemplo, he aquí el objetivo hecho letra: un blog donde expresar todas las ideas filosóficas que tenga y pueda sobre los juegos de rol y el acto de jugar a rol. Un lugar donde pueda recoger y aglutinar las ideas que más me sorprendan y estimulen de otros autores sobre dicho arte a disposición de los demás... un espacio de expresión que busque el desarrollo, la divulgación y la reflexión sobre una actividad única en su categoría dentro de las extravagancias humanas: Jugar a rol.

"Si una persona puede, cualquiera puede"