sábado, 17 de marzo de 2018

Charlas abiertas: el dodecálogo

Una de las cosas que más me mola hacer en el canal, además de partidas y entrevistas, es el charloteo abierto.

Charlas donde cualquiera puede incorporarse a comentar lo que le salga de las narices, siempre y cuando partamos de una base: el rol.

Desde el rol se puede saltar hacia casi cualquier dirección, y acabar hablando de lo divino y lo humano, de pseudopsicología o de combate medieval, costumbres vietnamitas y anacoretas iranís del siglo XII. No debe haber censura en dichas charlas. Ni exigencias exóticas en cuanto a preparación/formación o retórica. Sino menuda mierda y menudo aburrimiento.


Me sorprende en la comunidad rolera digital, o al menos en algunos de los círculos en los que me muevo, el temor reverencial que parece tenerse a la autoimagen, como si por dar tu opinión sobre un tema que parece escabroso fueras a perder "algo importante". 

Ese algo importante hay quien lo traduce por posibilidades de edición, por seguidores, por respeto o por valoraciones de terceros o incluso por decepciones que te puedan hacer llegar aquellos a los que, hasta que diste tu opinión, tu opinión les importaba. 

Tampoco hay que dejar de resaltar a quienes te exigen que des una opinión sobre un tema en concreto que pare ellos es importantísimo y que, para ti, por delicado que sea puede no importar una soberana mierda. El derecho a no tener opinión sobre algo, para mi, es indiscutible. De hecho yo, así en general, no tengo opinión sobre la mayoría de las cosas que la gente de mi entorno cotidiano considera importantes. Todo eso se resume en un conjunto amplio de cosas que me importan una mierda. No de forma despectiva, eso sería una opinión negativa, sino de verdadera indiferencia.
En muchos casos siento que no tengo información suficiente como para tener un criterio válido, en otros me da pereza siquiera investigar sobre el asunto. Como a cualquiera, supongo.

Para más información hacer clic en el video.



La autoimagen es una ilusión absurda por la que no merece la pena ni sufrir, ni reír, ni llorar. Y mucho menos enfadarse o esforzarse. Esculpirla o cuidarla es como tallar una estatua de hielo confiando en que, por simplemente ser hermosa, la primavera no la derretirá.

Distinto tema es, por supuesto, el derecho al honor, la calumnia, etc. Pero parafraseando a nuestro querido presidente "no nos metamos en eso".  

Somos pequeños mamíferos intelectuales de pulgares oponibles que han nacido sobre un planeta minúsculo y que, por fortuna, vivirán un tiempo muy limitado en el universo. Como recomendación personal: haz que te importe una mierda tu autoimagen, respeta y goza todo lo que puedas de cuanto conoces. Da igual cuanto te esfuerces, serás siempre igual a los demás, ni más ni menos que nadie. Haz feliz a los tuyos en la medida en que tu felicidad te lo permita y esfuérzate por captar lo valioso de la breve experiencia que tendremos antes de que la oscuridad cósmica nos devore. Casi nada es importante :) 

Pero sí hay algo importante en estas charlas: que nos tratemos con respeto unos a otras. Por eso expongo aquí una serie de pautas que tendré siempre presente en ellas. Algo así como un dodecálogo de flexibles directrices. 
  1. Se tocarán los temas que le apetezca tocar a los presentes en la charla, sea el que sea, sin censurar ni apartar nada. Si hay conflicto con el tema elegido se vota por mayoría. Este mismo principio puede valer para rechazar un tema cualquiera.
  2. No es necesario tener un tema para charlar ni profundizar en él, podemos divagar alegremente. Si alguien desea profundizar en algo concreto, se vuelve al punto 1. NO tienes porqué dar una opinión ni posicionarte sobre nada si no lo deseas.
  3. Cualquier tipo de insulto, apología del odio, amenazas, actitud machista, racista, vejatoria o de exposición privada será causa fulminante de expulsión de la charla.
  4. Puedes hablar de tus obras y esas movidas, hacer publicidad de tu juego/película, pero sin ser cargante.
  5. Charlamos porque nos gusta compartir, NO para competir en ideologías ni buscar culpables o enemigos. NO para demostrar nuestro ingenio o cultura rolera. Solo por echar un rato entre colegas de afición y hablar de lo que nos gusta o nos parece importante.
  6. Puedes decir una absoluta estupidez. No somos ni genios ni políticos. Pero si te das cuenta, discúlpate, que es gratis, y además crea buen rollo. Si dices muchas estupideces, te lo diremos ;) 
  7. Si no tienes cámara no pasa nada, pero mola que te busques una.
  8. Si hay gente esperando y nos mola quedarnos a todos, cada 6 minutos echaremos un dado de 12 (así valen para algo y tal) y al que le toque, se pira un rato y deja paso a otro/a.
  9. Para garantizar que las charlas sean compartidas entre todas/os habrá un sistema de moderación. El moderador base de la charla seré yo (Sirio), pero podemos decidir si nos mola que sea otro. Solo hay que decirlo y votar. La función principal del moderador es que no nos enrollemos con monólogos y que cada persona pueda hablar sin que 2 o 5 acaparen el tiempo. El moderador no es un ser neutral que solo está para eso, opina como uno más.
  10. Admitimos a gente de toda edad/género etc. con tal de que tenga como nexo con la charla a los juegos de rol. Y que hable en castellano, sino menuda broma.
  11. Queremos conocerte y charlar contigo, no hace falta que seas nadie "especial" para charlar un rato. No hace falta que hayas "aportado algo" a la comunidad. Si eres rolero/a y tienes ganas de charlar, nos llega. 
  12. Tendrá tiempo limitado. Pondremos una duración a la charla que será flexible con moderación, y si vemos que nos mola seguir la charla en otro canal de alguno de los presentes, pues nos vamos a ese canal y listo ^_^ (así yo me puedo pirar y dejar espacio a otro, o me puedo pirar y que la charla siga).
Estas directrices son flexibles, es decir, están sujetas a debate. He podido escribir una estupidez creyéndola una idea cojonuda así que si ves algo que sea discutible, coméntalo. 
Como dueño del canal me considero responsable de que se cumplan, aunque lo que molaba de verdad es que lo hiciéramos entre todos. 

Creo que todo esto es muy de sentido común, pero como hacer una entrada de blog me sale barato, pues la pongo por escrito, así podemos coordinar ideas sobre todo esto. 

Comenzaré a lanzar charlas en abril, y lo haré poniéndolas con una semanica de antelación para que no nos pille de improvisto, que no son pocas las personas que luego me comentan que les habría encantado pasarse y si lo hubieran sabido lo habrían hecho.

Otras entradas

Si esto te mola...