domingo, 8 de febrero de 2015

Ese Momento

Sé que las decisiones son duras, hermano
y que el lamento del fracaso 
puede ser mar infestado
de emociones que perduren 
desde el alba
hasta el ocaso.

No hay acción perfecta, hermano
incertidumbre domina los hechos
por encima de tus manos
momentos desordenados de la cordura inherente
al no ser un ser humano.

Todo te ha llevado aquí, hermano
el sentir de cada paso
no fue un Dios dominante
no te defiendas forzado
si tu destino te aguarda 
¡álzalo esperanzado!
que nadie conoce el fin 
de lo hasta ahora narrado.

No es relevante armonía, hermano 
en este preciso instante
no hay contundente por qué, 
no importa el cómo
ni el sentido, 
ni el aguante.

Pues lo que importa es la esencia
del azar, un dios alado
por eso te pido, calmado
que ante mirada expectante
dejes caer el dado.