lunes, 7 de mayo de 2018

Una ayuda de juego para mejorar el dominio de la ambientación


La mayor parte de las veces, cuando dirigimos, nuestra mente está bailando entre distintos datos y factores: lo que pasa en la mesa, lo que está ocurriendo en la ficción, la gestión del sistema de juego y lo que está a punto de ocurrir.
Además, en muchas ocasiones nuestra vida personal sigue ahí, latente con sus miserias y mierdas, frenando nuestra facultad para desarrollar y dar vida a la ambientación.

Sea como sea, los factores pueden ser demasiados y, por tanto, palabras como “miriñaque” “gorjera” “abedul” o “ectoplasma” no nos salgan a la primera. 

Llámame loco, pero puede que no tengamos fresco el nombre del Rey, el Papa, El Duque, la ciudad, el alcalde, los ríos del entorno, los postres típicos, el nombre del puto mes del calendario de la cultura, la moneda y sus fracciones, las unidades de medida, los nombres típicos de la ropa local, la taberna, los libros, las relaciones políticas… 

Por eso, para dirigir, las hojas de apoyo son un descanso mental. Aligeran la tensión mental, para que parte de nuestra energía se pueda dedicar a cuestiones propias de las relaciones, las emociones, los paisajes, etc.

Esta hoja que os presento hoy es para eso. Es una hoja de ambientación diseñada para recoger los datos ambientales geopolíticos y rarezas varias, para que “esa palabra que ahora no me sale”, salga mejor, y “ese nombre que es una cagada no recordar, porque es clave” esté recogido en una zona organizada, junto a otro buen montón de palabros importantes.

Espero que os resulte útil.
Esta es una hoja con variaciones de otra ayuda de juego similar que saqué hace unos años. Si veis cualquier mejora no dudéis en comentármelo. 
Podéis descargar la imagen o hacer clic aquí y descargarla en PDF


Otras entradas

Si esto te mola...