miércoles, 18 de noviembre de 2015

Pregunta 18: casi todos los aventureros tienen a alguien que le cubre las espaldas en los momentos de dificultad, en el que se apoyan y al que le ofrecen su apoyo y su amistad. ¿Quién es? ¿Por qué?

No abundan los duendes de las especias por estas regiones del mundo, ni los goblins grises, aquellos que ofrecen mágico trueque en los cruces de caminos a quienes saben cuando esperarlos. 

Y Fryden conoce a uno que se hace pasar por otro. Un Duende renegado de Oberania que ha hecho amistad entre los goblins hasta tal punto que por uno de ellos le toman, y cuando a él se refieren, hermano goblin le llaman.
Responde al nombre de Jaluk, Fryden ignora su nombre de nacimiento, así como muchas otras cosas de su persona. Pero sabe que es bueno y divertido, respetable y honorable.

Ambos han compartido chances y travesuras, no han sido pocas las noches en que han recorrido las calles de nuestro hermoso pueblo buscando la diversión a costa de los humanos. Igualmente han trepado altas peñas o han penetrado grutas para jugar a los ladrones en las cocinas de los goblins de Altaneré.

Su amistad es grande, y pese a no compartir sus pasados ni secretos (o quizá por ello) se tienen en muy alta estima el uno a la otra. Cada uno ha realizado pacto de auxilio en su compañero,y se han repartido igualmente media concha de caracola que, de ser frotada con intención de llamada, avisaría a la otra media de que su portadora está en peligro y aun de en que dirección se encuentra.

Esto podría parecer buen trato, pero resulta por completo irregular. Irregular sobre todo porque el duende... o goblin... usa de caracola tanto para peligro como para fiestas, haciendo del artefacto un avisador válido para la diversión como para la batalla, no sabiendo ya Fryden lo que se puede encontrar cuando es llamada.