sábado, 7 de noviembre de 2015

Pregunta 7: ¿Qué comunidad, grupo, gremio, etc conoces que habite e influya en la ciudad o sus alrededores?


Sin lugar a dudas, el gremio de exploradores.

El trabajo, la tarea de un explorador, no está hecha para cualquiera. El mundo en el que existe Highdell es joven, pero ha renacido de las cenizas y la pugna de dos mundos anteriores que se aferraron a sus ansias de existir y dominar hasta el borde mismo del holocausto.
Han pasado siglos desde entonces, las tierras han sido movidas y los restos de las antiguas ciudades sepultadas y olvidadas. El mundo ha renacido y las nuevas naciones han prosperado con timidez y sosiego y, entre ellas, entre todas ellas, un gremio ha ido cobrando cada vez más relevancia por sus descubrimientos, hallazgos y pericias: El gremio de exploradores.

Pese a que sea mentira, se dice que hay, al amenos, sangre de un explorador en cada pueblo. Son un gremio bastante cerrrado muy dividido en distintas facciones caracterizadas por estandartes y emblemas: Siervos de Firin, Hojas de Alerces, Nubes de Octubre, Semillas de Crisantemo… la cantidad de facciones o casas dentro de los Gremios de Exploradores es inmensa.

En Highdell la facción de exploradores que mantiene presencia es la de los Hijos del Viento. Reconocidos exploradores de bosques remotos, manglares y pantanos. El por qué de su presencia en Highdell es dudosa, ya que no se han logrado introducir del todo en el ritmo vital de nuestro pequeño pueblo, apacible donde los haya, aunque no son pocas las lenguas que los acusan de tener extraños tratos con las hadas del “hachazo del primer rey”, y de explorar las grutas y fisuras que dicen las leyendas que abundan en ese peligros e inmenso cañón. 

Pero nos cuestionamos el por qué de su influencia en Highdell y, como veremos, no es por una cuestión baladí.
No hace más de ocho años que los miembros de este respetado gremio se asentaron en nuestro  hermoso pueblo, tomándolo al parecer como zona de reposo y suministro con respecto a sus incursiones en el "hachazo del primer rey". Desde ese entonces al presente se les ha visto aparecer de pronto tras semanas de ausencia, agotados, malheridos en ocasiones, hambrientos y muchas veces… con la tristeza en el rostro de haber perdido alguno de sus compañeros. Pero en no pocas ocasiones acompañados de impresionantes objetos de valor difícilmente calculabe.

Esto ha revolucionado la economía local de nuestro buen Highdell, no de forma extraordinaria, pero si irrevocable. Los mozos más fuertes consideran la posibilidad de unirse a este gremio extranjero, los mercaderes locales les solicitan préstamos que ellos conceden a escaso interés y hasta el alcalde Bonna Tronero les ha solicitado auxilio en alguna ocasión, como ante la fortificación de las casas del refugio y el problema para alimentar y alojar a las cinco familias que quedaron afectadas por las riadas de hace seis años.

Si… sin duda la presencia de estas escasas personas, (no llegaron, al pisar Highdell por primera vez, a sumar más miembros que falanges en las manos de un par de carpinteros) de las que quizá en el futuro comentemos razón y parte de su historia, han influenciado la esencia de nuestro manso y pacifico pueblo. Como expresamos, sin acostumbrarse del todo unos a otros, pero tampoco violentándose ni transformando sus costumbres. Soportándose con entereza, dirían en la región de la que provengo y jamaás contando cuestión alguna relacionada con sus misteriosos descubrimientos.